10 consejos para adaptarse a la prohibición de las bolsas plásticas del comercio

Este domingo 3 de febrero comienza la prohibición total de la entrega de bolsas plásticas en supermercados y grandes tiendas en todo el país, como parte de la implementación de la ley 21.100.

“Esta ley es un gran logro y también un tremendo desafío, ya que implica un cambio cultural en un hábito tan cotidiano como hacer las compras. Sin embargo, teniendo en cuenta el amplio apoyo político y también ciudadano que concitó esta medida, estamos confiados en que la comunidad responderá de buena forma”, señaló Rodrigo Catalán, de la organización de conservación WWF.

Esta ONG ha sido un actor clave en la aprobación de la ley, pues junto al Ministerio del Medio Ambiente ha desarrollado una serie de acciones tendientes a regular el uso de las bolsas y plásticos de un solo uso en Chile.

“Hace una década, identificamos a la contaminación por plástico como una amenaza para la biodiversidad marina en el sur de Chile, algo que a nivel global afecta a millones de aves marinas y otras especies anualmente. Además, al degradarse en el agua se convierten en pequeñas partículas tóxicas que son ingeridas por especies marinas y pueden llegar al ser humano”, explicó Catalán.

A menos de 24 horas de que comience a regir la ley, la WWF dio a conocer un decálogo de recomendaciones para comenzar a hacerse el hábito de utilizar bolsas reutilizables:

Lugares estratégicos para dejar las bolsas

Es recomendable escoger lugares estratégicos en el hogar, por ejemplo, en un gancho o canasta en la cocina, cerca de la puerta, colgadas con las llaves, etc.

También, considerando que la ida a comprar puede ser desde el trabajo, es efectivo mantener una bolsa en el escritorio de la oficina, en la cartera o mochila, atada en la parrilla o canastillo de la bicicleta o en la guantera del auto.

La lista de compras

Al hacer la lista de compras, acostúmbrate a anotar siempre destacado “bolsas reutilizables” como lo primero que vaya encabezando el listado.

Recordatorios y alarmas

Deja notas con post it en el refrigerador o programar alarmas de teléfono con recordatorios, que se activen cerca de la hora de salir de casa o del trabajo.

Crea tus propias bolsas

Dar un toque personal puede ayudar. Esto considera tejer o coser tus propias bolsas, utilizando ropa en desuso y siguiendo tutoriales. Considera que la bolsa también puede ser parte de tu outfit diario.

Pequeñas también sirven

Si aun así se hace difícil recordar llevar la bolsa, busca opciones pequeñas que puedan doblarse lo suficiente como para llevarlas en el llavero o en el bolsillo.

Enseñar a los más chicos

Suma a la familia y amigos en este desafío doméstico, explicando a los más chicos de la casa por qué es necesario reducir el consumo de plásticos y entregándoles la responsabilidad de recordar y llevar las bolsas reutilizables.

Regalar bolsas reutilizables está “in”

Aprovecha instancias como cumpleaños o “amigo secreto” para regalar bolsas reutilizables, puedes encontrar diversos estilos y diseños. Aportarás a la descontaminación, tu amigo tendrá una razón más para no olvidar su bolsa y darás un ejemplo que puede ser replicado por tus cercanos.

Siempre en el mismo lugar

Algo no menos relevante: dispone siempre las bolsas en el mismo lugar un vez que regreses de las compras y guardes la mercadería.

Comparte los peligros del plástico en la naturaleza

Difunde en tus redes sociales información sobre el impacto de los plásticos en la naturaleza y el ser humano, así como iniciativas que contribuyan a reducir su uso, propuestas novedades para reemplazar las bolsas y consejos como los contenidos en este decálogo. Así generarás conciencia de forma permanente y será más difícil que tú o tus cercanos olviden sus bolsas reutilizables.

Formar hábito

La recomendación más importante es formar el hábito, un proceso que puede tardar unas tres o cuatro semanas. Para esto es necesario contar con un poco de disciplina y determinación hasta que se transforme en algo natural. Si es necesario, ser un poco más estricto y volver a casa a buscar las bolsas en caso de olvidarlas.

Contenidos relacionados