Temblaron las heladerías: Seremi de Salud salió a fiscalizarlas

Una prohibición de funcionamiento y un sumario sanitario, fue el resultado del operativo de fiscalización que lideró la Seremi de Salud de la Región Metropolitana, Rosa Oyarce, a heladerías en Santiago Centro.

La Gelatería Mò de calle Monjitas fue clausurada debido al hallazgo de vectores (baratas) en sus dependencias, informó el organismo. Las deficientes condiciones higiénicas fueron la falta más común constatada por la autoridad.

Durante el operativo también se cursó un sumario sanitario a la heladería Bravissimo de Ahumada con Huérfanos por problemas de limpieza y deterioro de techos y muros.

“Hemos visto que en algunos recintos se usa una fuente de agua estancada para lavar la cuchara, lo que se transforma en un caldo de cultivo para las bacterias y microorganismos peligrosos para la salud. Exigimos a estos locales el uso de agua potable corriendo desde la llave o bien contar con dos paletas o cucharillas por sabor para este objetivo”, aseguró Oyarce, la pesadilla de los locales de comida.

Entre las recomendaciones para el consumidor, la Seremi sugirió fijarse en que el barquillo o vaso tenga una consistencia firme y que el helado no tenga trozos de hielo, ya que podría “afectar la calidad del producto, como su sabor”.

¿En qué fijarse para no intoxicarse comiendo helado?

La autoridad de Salud reveló los siguientes consejos:

  • Deben provenir de fábricas autorizadas y deben ser transportados en vehículos con resolución sanitaria.
  • Nunca se debe romper la cadena de frío. La barquillera debe estar a -10ºC y tener tapas.
  • La barquillera debe contar con agua potable para el lavado de cucharillas porcionadoras o contar con 2 cucharillas por sabor.
  • La cucharilla porcionadora NUNCA debe estar en agua estancada.
  • Observe las condiciones generales de higiene de la barquillera, contenedores, vitrinas, manipuladores y del local en general.

Contenidos relacionados

Total
15
Compartir