¿Qué es mejor: Pizza o hamburguesa?

Te contamos que desde hace un buen tiempo la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha solicitado a los políticos de todos los países leyes que ayudaran a frenar el consumo de comida rápida en Occidente, cuyo crecimiento ha sido explosivo en los últimos años, causando sobrepeso a millones de personas.

En un artículo del diario El País de España, la nutricionista Vanessa Buitrago, de Medicadiet, aseguró que “las cadenas de comida rápida ofrecen alimentos de un tamaño desorbitado, usan ingredientes con alto contenido en grasa y su consumo es acompañado de papas fritas, aros de cebolla, bebidas o nuggets”.

[Recuerda que ante cualquier duda debes consultar a tu médico]

Vamos tomando en cuenta…

Un combo que incluye hamburguesa en una cadena de comida rápida, incluyendo el acompañamiento y la bebida, puede superar las mil calorías (e incluso llegar a 1.500). Sus defensores suelen defenderla de que incluye verduras… como una rodaja de tomate.

Sin embargo, hay ciertos detalles que pueden disminuir nuestra culpa al comer las hamburguesas. Esta nutricionista, recomienda elegir aquellas que tengan carnes más magras, como el pollo o el pavo, y evitar aquellas con exceso de aderezos o que tengan tocino o bacon.

También aconseja elegir los tamaños más pequeños, evitar aquellas burgers tamaño XXL que tienen varios trozos de carne, queso y hasta pan, como una verdadera torta. Además, como acompañamiento se recomienda elegir ensaladas por sobre papas fritas o aros de cebolla, así como evitar las salsas.

En tanto, la pizza un aporte alto en sal, grasas e hidratos de carbono. La masa de la que venden en locales de comida rápida y en supermercados suelen tener más grasa, azúcares y aditivos.

Además, muchas tienen como ingredientes alimentos ricos en grasas saturadas, como salchicha italiana, tocino, salame y pepperoni. “Estos ingredientes aumentan el aporte calórico y además hacen más pesada la digestión”, dijo la nutricionista. A eso hay que sumarle el caso, que tiene una alta cantidad de materia grasa.

Se recomienda evitar aquellas que tengan bordes rellenos y que tengan como ingrediente estrella un exceso de fiambres. A la hora de pedirlas, elegir las de tamaño mediano o familiar, para comer un máximo de dos o tres trozos.

Entonces, ¿qué es mejor: la pizza o la hamburguesa?

Terika Uriol, que tiene un centro de nutrición en Madrid, comparó por un lado una hamburguesa de vacuno que tiene tomate, pepinillo, cebolla, lechuga, queso y salsas; mientras que por el otro tenía tres porciones de pizza de barbecue.

Estas son las conclusiones:

1. Si estás a dieta, prefiere la pizza. Tiene menos calorías y menos grasa, sobre todo considerando que un combo de hamburguesa siempre va con papas fritas medianas (¿o acaso tienes la fuerza de voluntad para ir al McDonald’s y elegir una ensalada?).

2. Si es por razones de salud, también deberías elegir la pizza porque tiene menos grasas saturadas que la hamburguesa. De todas formas, en cuanto al valor proteico, ambas andan en las mismas, por su ingrediente común: el queso.

3. Si quieres moderar tu consumo de sal o si tienes problemas de retención de líquidos, te contamos que ambos alimentos tienen mucho sodio, aunque en la pizza la cantidad es menor.

4. Ambos tienen una cantidad similar de grasa… salvo que le sumes las papas fritas del combo a tu hamburguesa.

5. La pizza es una mejor fuente de calcio.

6. Las pizzas más saludables (o menos dañinas) son las de jamón, vegetarianas o del huerto, porque reducen a la mitad su contenido graso. Evita aquellas con cerdo, carne picada, tocino, pepperoni o salchicha italiana. En tanto, en hamburguesas, elige las de pollo o pavo.

Contenidos relacionados