El panorama Fintech de Latam contado por sus protagonistas

Este miércoles el Startups Latam Fest reunió a cofundadores y ejecutivos de cuatro reconocidas startups financieras quienes participaron en un foro sobre el panorama actual de las Fintech en Latinoamérica.

En la instancia estuvieron Maurizio Oneto, líder de Productos y Experiencia de Global66, que ofrece envíos de dinero, una billetera digital y tarjeta de prepago; Sebastián Romero, cofundador y CEO de BucksApp, emprendimiento que entrega funcionalidades digitales y data analytics a bancos en Paraguay y Bolivia; Juan Fantoni, cofundador y líder de Comunicaciones de Pomelo, firma que brinda tecnología para servicios financieros; y Nicolás de Camino, cofundador y CEO de Xepelin, fintech B2B enfocada en tecnología y servicios financieros de empresas que le venden a otras compañías.

Al iniciar la conversación, desde cada una de las startups hicieron un repaso a sus orígenes. Respecto al nacimiento y la trayectoria de Global66, Mauricio Onetto comentó que partieron hace cuatro años con un solo producto que era remesas y una sola ruta que era Chile – Perú. Después, empezaron a escalar en rutas, destinos, operación, en mejorar los tiempos de espera y a avanzar.

Hoy es posible enviar remesas desde ocho países diferentes, con más de 60 destinos. Poseen billeteras digitales, varias monedas, pagos instantáneos y tarjetas prepago.

Asimismo, el CEO de BucksApp dijo que la Fintech se creó a partir de una inquietud personal suya vinculada al estrés financiero. En 2019 nació en Estados Unidos como una aplicación B2C. Posteriormente, hablando con varios bancos, se percataron de que estos no tenían análisis de datos y la experiencia digital era estándar. A partir de ello, empezaron a trabajar con bancos y levantaron capital para construir la tecnología para ser un B2B, a través de un software factory.

Por su parte, Juan Fantoni indicó que “estábamos muy frustrados con que empezar una Fintech en Latam tardaba dos años. Eso se convirtió en la tesis de Pomelo, que es la nueva generación de infraestructura de servicios financieros que acompaña en desarrollo. Levantamos US$60 millones en 18 meses y eso nos permitió expandirnos muy rápido hacia cinco países de Latam”.

En cuanto a Xepelin, Nicolás de Camino contó que la startup se fundó en 2019. Empezaron a pensar con qué tecnología podían ofrecerle un servicio de anticipación de pagos a los proveedores de firmas. Partieron probando el modelo de negocio, luego se fueron a México en 2020 y hoy tienen más de 50 trabajadores y más de 20 empresas ocupan su software. A la fecha, han levantado US$147 millones.

Expandirse a otros países o consolidarse bien a nivel nacional

Los ejecutivos también debatieron respecto a la decisión que deben tomar los emprendimientos sobre si expandirse hacia otros países o consolidarse bien a nivel nacional.

Sobre ello, Sebastián Romero de BucksApp comentó que “decidimos salir con un producto en dos mercados y optimizarlo y focalizarse mucho en que ese artículo sea estable antes de determinar estar en más países de Latinoamérica. Es mejor instalarse y consolidarse primero“.

Respecto de Xepelin, su cofundador dijo que “cuando partimos, decidimos ser una empresa B2B, lo que implicaba estar en Brasil, México en Colombia. Ahora, hablando con el directorio, establecimos que más que salir a todos los países, nos concentráramos en lo que estamos haciendo y lo que queremos conseguir“.

Por su parte, el cofundador de Pomelo declaró que “para nosotros nunca estuvo en la mesa quedarnos en un país. Si quieres hacer una empresa para una nación está perfecto, pero si deseas hacer algo grande, hay que pensar en grande desde el día uno”.

En tanto, Maurizio Oneto comentó que “lo razonable es entrar en un mercado, enfocarte en ese país y consolidarte ahí antes de mirar al siguiente. Nosotros decidimos ser globales desde el día uno, hicimos lo contrario. Las dos cosas son acertadas, depende de tu estrategia y de lo que quieras lograr.

Cómo se viene el 2023 para las Fintech

Acerca del panorama del próximo para las Fintech y las startups en Chile, Nicolás de Camino señaló que para el mundo emprendedor va a estar mucho más difícil, porque habrá un menor flujo vinculado a empresas de tecnología.

Por su parte, Juan Fantoni declaró que “las startups deberían pensar que en 2023 no van a generar mucho capital y tomar determinaciones para que por lo menos no necesiten levantarlo. Tienen que prepararse para un año muy difícil a nivel económico”.

A su vez, Romero comentó que va a ser complejo, pero que por lo menos el rubro de los bancos, está realizando iniciativas para trabajar con Fintech. Además, ve el próximo año de manera negativa en el sentido de levantamiento de capital, pero también cree que cada vez va a ser más fácil que las Fintech trabajen con empresas tradicionales.

El líder de Productos y Experiencia de Global66 aseguró que “levantar capital, el acceso a créditos y la liquidez van a ser un problema en los tiempos que vienen, sin embargo, sigue siendo súper relevante lo que estamos haciendo, la necesidad sigue existiendo y la gente está ávida de lo que desarrollamos”.

Contenidos relacionados

Total
1
Compartir