¿Cómo enfrentar una entrevista de trabajo por videollamada?

Reuniones, clases y celebraciones de cumpleaños son algunas actividades que hace unos años era imposible hacer a distancia.

Sin embargo, la pandemia obligó a utilizar diversas plataformas para funcionar de forma remota, incluso para realizar una entrevista de trabajo.

Carla Herrera, psicóloga organizacional y académica de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián, comentó que “es fundamental tomar en cuenta que para algunas personas esto es un plus, ya que sienten mayor seguridad en una videoconferencia; mientras que otros prefieren la presencialidad, porque consideran que así pueden proyectar y mostrarse de una mejor manera”.

¿Estás en un proceso de postulación? Toma nota, porque la experta de la USS entregó algunos tips para desenvolverse en esta etapa.

Transparenta si no puedes realizar una videollamada

Muchas veces las personas no poseen equipos y/o conectividad para establecer una buena comunicación y frente a una coordinación para una entrevista les da vergüenza decirlo, pudiendo perder oportunidades por no contar con estas herramientas.

Es indispensable manifestar si existen estas limitantes y, por parte de las organizaciones, evaluar este tipo de factores al momento de agendarlas.

Haz las pruebas técnicas

No dejes este tema para último momento. Averigua en qué plataforma será tu videollamada e interiorízate sobre su funcionamiento.

Ten claro cómo ingresar, dónde se activa o desactiva la cámara y micrófono, cómo compartir pantalla, cuál es la posición adecuada para un mejor encuadre y preocúpate de tener suficiente carga en el dispositivo que uses.

Participar de un proceso de selección genera nerviosismo, por eso es primordial no sumar más estrés por motivos técnicos, para que puedas concentrarte 100%.

Verbaliza el nerviosismo

La académica USS aconseja que, en caso de estar muy nervioso durante la conversación, es mejor decirlo, sin temor a que esto pueda influir en el desempeño.

Es válido mencionar que estamos nerviosos y que necesitamos un par de segundos antes de retomar la entrevista. El hecho de verbalizarlo baja mucho los niveles de ansiedad.

No temas pedir que te repitan la pregunta

Es importante perder el miedo a hacer esta solicitud. En caso de no comprender alguna de las preguntas, no haber escuchado bien o sentir que nos vamos a quedar en blanco, expresarlo permite ganar unos segundos mientras se elabora una respuesta.

Cuida el lenguaje corporal y el contacto visual

Uno de los factores que se ve reducido en las conversaciones a distancia es justamente la comunicación no verbal, ya que estamos sometidos a una cámara que nos obliga a comunicarnos mejor verbalmente.

Cuida que tus gestos, miradas y movimientos tengan relación directa con lo que estás diciendo. Tampoco olvides mirar a la cámara.

Carla Herrera además enfatiza que, independiente del formato, “una entrevista de empleo se debería enfrentar con mucha calma, seguridad, confianza y mostrándonos como somos”.

“También es necesario comprender que cada uno de nosotros cuenta con ciertas competencias que nos ayudan a realizar determinadas labores y que, si no somos seleccionados para un cargo, no significa que nuestro desarrollo profesional sea deficiente, simplemente el perfil que se solicita es distinto al nuestro”, agregó.

Contenidos relacionados