Premium Economy: ¿Cómo es la experiencia de viajar en esta cabina de LATAM? 

Asientos de la cabina Premium Economy de LATAM Airlines
Foto: Chócale

Hace dos semanas estuve de vacaciones en el Caribe. Fue la oportunidad perfecta para probar en un vuelo internacional la cabina Premium Economy de LATAM Airlines, cuya presentación oficial fue en enero de 2020. La pandemia del Covid-19 opacó un poco el anuncio.

Esta cabina está disponible en vuelos domésticos y dentro de Sudamérica en aviones narrow body (de un solo pasillo), correspondiente a los modelos de la familia Airbus A320.

Básicamente, si viajas a Puerto Montt, Iquique, Buenos Aires o Río de Janeiro, puedes viajar en Economy o Premium Economy. Estos aviones más pequeños no tienen cabina Business, la que está disponible únicamente en los Boeing 787, 777 y 767 que suelen hacer vuelos de largo alcance.

Asientos Cabina Premium Economy LATAM Airlines

Los asientos los puede elegir el mismo pasajero al momento de la compra del pasaje, y se ubican en las tres primeras filas. En total, 12 pasajeros viajan en esta cabina por vuelo. La gracia es que el asiento del medio está bloqueado (es decir, B y E no se comercializan).

La distancia entre asientos o pitch es ligeramente superior que en Economy. Según Seat Guru, pueden llegar a ser hasta 4 pulgadas más para nuestras piernas.

Yo iba viajando con mi señora, así que pedimos ayuda para levantar el apoyabrazos (según el modelo, hay diferentes trucos para elevarlo).

El pasaje en Premium Economy tiene una franquicia de equipaje bien generosa: un bolso de mano, un equipaje de mano y hasta tres equipajes facturados en bodega del avión, dependiendo de la ruta. Hay compartimentos exclusivos para el equipaje de mano en la cabina, debidamente señalados. A uno de los vuelos me subí entre los últimos y aún así había espacio para mi carry on.

Llegada al aeropuerto, embarque y despegue

El viajero que utiliza esta cabina además cuenta con check in preferente en los aeropuertos y embarque preferente, dentro del Grupo 1. También se puede acceder a los Salones VIP de LATAM Airlines. Por la hora de salida de mi vuelo desde Santiago de Chile (04:20 de la madrugada), de los tres nuevos salones de LATAM Airlines que existen, solo estaba abierto el Premium, que corresponde al intermedio. Me imagino que es por el bajo flujo de pasajeros.

La oferta de alimentos no era muy variada a esa hora, con dos tipos de sándwich preparados, porciones de pastelitos y snacks dulces, quesos y fiambres para picotear, y jugos, bebidas y café. Nada caliente para comer, tampoco alcohol. Según entiendo, muchos locales del espigón central (edificio principal del T2) aún no tienen la patente municipal.

Se valoran enormemente los amplios y cómodos espacios, porque a esa hora el salón vip Pacific Club del espigón C tenía una larga fila afuera (aunque eso ya no es sorpresa). Sin embargo, la oferta gastronómica del LATAM Lounge era tan escuálida que terminé ordenando algo en el McDonald’s.

Llegó la hora del embarque. Los pasajeros en Premium Economy forman parte del grupo 1, así que pueden subirse al avión apenas comienza el proceso, o en el momento en que lo deseen.

Servicio a bordo en la cabina

Una vez dentro del avión, terminado el embarque, un tripulante de cabina se acerca a tu asiento y te saluda por tu nombre, se presenta y se pone a disposición de cualquier necesidad que pueda surgir en el vuelo. Para todos mis tramos internacionales en esta cabina se entrega un pequeño kit compuesto por antifaz, tapones de oído, un lápiz pasta y calcetines, además de manta y almohada dentro de una bolsa compostable (esta semana LATAM anunció que las cambiarán por reutilizables).

En uno de los tramos de regreso -que era en horario nocturno- recibí el amenity kit vigente que usualmente se entrega en Business, conocido por sus franjas blancas y azules, y que incluye también un pequeño cepillo y pasta de dientes y productos L’Occitane.

Una vez finalizado el ascenso, el personal de LATAM cierra una cortina que divide el sector de Economy con el de Premium Economy, entre las filas 3 y 4, lo que entrega mayor privacidad. Además, el baño delantero del avión queda para uso preferente de los viajeros de esta cabina.

Además, debo destacar una preocupación por el nivel de iluminación de este espacio, buscando el confort de los pasajeros sobre todo en la noche y madrugada. En la ida incluso habían varios asientos de Premium Economy desocupados, así que nos ofrecieron distribuirnos en el espacio (¡y qué mejor que poder dormir en forma casi horizonal!).

Gastronomía de Premium Economy de LATAM

Con el avión en el aire, comienza el servicio de comida. Previamente, los tripulantes de cabina entregan una carta menú, que tiene distintas ediciones según la hora del día (desayuno, almuerzo, té o comida). Mi experiencia fue dispar en este sentido, porque en algunos vuelos me preguntaron en tierra qué quería comer (y se respetaba la decisión), y en otros tramos no pude elegir.

El desayuno podía ser un sándwich caliente abierto con huevos revueltos, queso y perejil, o dos láminas de jamón y queso, y pan. Como complemento, una selección de frutas de la estación y una barra de cereal. Además, en el trayecto de Santiago a Lima recibí una toallita desinfectante de oh! my gel. Fue un tramo de madrugada y otro por la mañana, así que tomé desayuno dos veces.

En tanto, el primer tramo del regreso coincidió con la hora del té. Las opciones eran dos opciones sándwiches compuestos de diversos ingredientes, uno de ellos vegetariano, junto a una bolsa de papas fritas. De postre, un rico helado artesanal de brownie de la marca peruana La Calaca. Me llegó el sándwich vegetariano porque la opción principal se había acabado (conste que éramos solo 12 pasajeros). 

En el segundo tramo nos tocó el menú de la cena. La primera alternativa era carne en cocción lenta con salsa de vino Malbec, puré de maíz, zapallo loche grillado y berenjena asada, que se recomendaba acompañar con Syrah de la viña Clos de Luz, del Valle de Rapel.

La otra opción era agnolotti rellenos de queso con salsa tres quesos y peras grilladas. También se acabó el plato de carne, y como no soy tan amigo del queso, preferí pedir que me trajeran el pan con queso y jamón de Economy. Mi señora dice que la pasta tenía mucho queso.

Comida del servicio a bordo del Premium Economy de LATAM Airlines
Agnolotti rellenos de queso con salsa tres quesos y peras grilladas

Todas las comidas en Premium Economy de LATAM pueden ser acompañadas por alguna de las dos variedades de vino chileno (Sauvignon Blanc o Syrah), o uruguayo (Carbernet Franc). También hay whisky Chivas Regal, Bailey’s Irish Cream, cervezas, jugos néctar, bebidas, café e infusiones. En esta cabina los bebestibles se sirven en vaso de vidrio o taza.

Momento del aterrizaje

Cuando el comandante del avión pide que la tripulación se prepare para el aterrizaje, se abren las cortinas que separan a Premium Economy y Economy.

El proceso de desembarque se inicia siempre con los pasajeros de las filas 1 a 3. Considerando la mala costumbre de los pasajeros de comenzar a retirar su equipajes de mano desde los compartimentos superiores para salir poco menos que corriendo, un tripulante hace de “muro de contención” para darnos tiempo de retirar nuestras maletas de cabina y bajarnos con calma del avión.

Al bajarte de las primeras filas y mantener un buen ritmo de caminata, te aseguras que serás de los primeros del vuelo en comenzar a hacer tus trámites de llegada.

En mi arribo a Chile, considerando que llegué de madrugada, el control sanitario del Ministerio de Salud y el control de migraciones de la PDI los hice en muy pocos minutos (no más de 2-4 minutos, entre la espera y el trámite mismo).

Por lo general, me declaro conforme sobre la experiencia. Sin embargo, creo que LATAM debe preocuparse más sobre la disponibilidad de la oferta gastronómica a bordo y mejorar el proceso de embarque, pues en uno de los vuelos hubo despreocupación respecto de armar adecuadamente la señalética para la distribución de las filas.

En términos de precio, es más caro que el resto de las tarifas. Con Basic, la más económica y que no incluye ni siquiera equipaje de mano, evidentemente la diferencia es importante. Sin embargo, con Light o Plus las brechas disminuyen. Vale la pena tenerlo en cuenta…

Cómo viajar en la cabina Premium Economy de LATAM

Existen varias formas de viajar en la cabina Premium Economy de LATAM:

  • Comprando tu pasaje en dinero. La diferencia en precio -según un cálculo rápido que realicé, sin descontar tasa de embarque- puede ser entre un 56% y un 110% más respecto de tarifa Basic (ojo, no tiene equipaje en bodega ni en cabina, así que la diferencia con Light o Plus es menor).
  • Canjeando con millas. Con la nueva experiencia digital, se tienden a repetir ciertos patrones de precio en dinero, según la ruta.
  • Con upgrade de cabina. Puedes tener cupones dependiendo de tu categoría de socio en el programa LATAM Pass (2 cupones en Gold, 4 en Gold Plus, 6 en Platinum e ilimitados en Black y Black Signature)

Los clientes de tarjetas de crédito Santander LATAM Pass tienen como beneficio una cierta cantidad de cupones para postular a upgrade al año:

  • Tarjeta Gold: 2 cupones anuales
  • Worldmember: 3 cupones al año
  • WorldMember Limited: 6 cupones anuales

Los cupones requeridos por tramo, por beneficio Elite o por el banco, son los siguientes:

  • Vuelos dentro Chile: 1 cupón por tramo
  • Vuelos en Sudamérica o de Sudamérica al Caribe: 1 cupón por tramo
  • Vuelos directos de Chile a Europa/Oceanía: 4 cupones por tramo
  • Vuelos directos de Chile a EE.UU.: 3 cupones por tramo
  • Vuelos de Perú a EE.UU./México/Europa: 2 cupones por tramo
  • Vuelos desde Brasil a EE.UU./México/Canadá/Europa/Israel: 3 cupones por tramo

La postulación al upgrade debe realizarse 48 horas antes de la salida del vuelo. La prioridad dependerá de la categoría de socio Elite y la anticipación en la que realices la postulación. Si no lo logras, te devuelven los cupones. Los clientes Santander caen en la categoría Gold, por lo que sus posibilidades de obtener el upgrade son menores.

La prioridad es en el siguiente orden: Black Signature, Black, UPG Biding (remate), Platinum y Gold Plus/Gold.

Contenidos relacionados

Total
7
Compartir