Banco Bci implementa nuevas modalidades de trabajo para potenciar la calidad de vida de sus colaboradores

Banco Bci presentó su “Nueva Experiencia Bci”, una estrategia que busca potenciar un ambiente y formas de trabajo que propicien la flexibilidad, colaboración e innovación.

La entidad está implementando nuevas modalidades en sus entornos laborales, habilitando espacios físicos y tecnológicos más flexibles, y se suma a una tendencia en la industria. Recientemente, Scotiabank anunció que tendría jornadas laborales de hasta 39 horas y un modelo híbrido de trabajo.

La nueva estrategia fue presentada la semana pasada en una ceremonia encabezada por el presidente de Bci, Luis Enrique Yarur. Esta tiene como propósito, que las personas puedan tener una mejor experiencia, compatibilizando su vida laboral y personal.

Esto implica un modelo mixto, que, no solo flexibiliza en términos de tiempo y lugar la forma de trabajo, sino que también reconfigura la forma de relacionarse entre todos los colaboradores de la entidad. Esto tiene como fin el hacer el trabajo más efectivo, pero también más flexible, para que las personas puedan desarrollarse de manera integral.

Pablo Jullian, gerente de Gestión de Personas de Bci, señaló que “como organización estamos evolucionando en todos nuestros productos, servicios y procesos para seguir agregando un valor diferencial y único. Este desafío solamente lo podemos lograr teniendo al mejor talento, y por lo mismo, como Banco, también nos hemos transformado para que nuestros colaboradores vivan la mejor experiencia”.

Los principales cambios en la modalidad de trabajo

En concreto, se definieron nuevas modalidades de trabajo, basadas principalmente en el tipo de función que se realiza en el banco.

Así, por ejemplo, están aquellos colaboradores que asistirán todos los días a la oficina o sucursal, los que tendrán jornadas mixtas (entre uno y tres días de teletrabajo) y aquellos que contarán con jornada full flexible, es decir, entre cuatro y cinco días de la semana de trabajo remoto.

Para hacerse una idea, previo a la pandemia un 13% de los colaboradores de Bci participaba de alguna modalidad de trabajo flexible, mientras que ahora la meta es trabajar para que cerca del 70% de los colaboradores pueda combinar trabajo remoto y presencial.

“En línea con lo anterior, estamos transformando nuestras oficinas, potenciando herramientas de colaboración y acompañando un cambio en las prácticas diarias para dar paso a formas más colaborativas y horizontales de relacionarnos”, explicó Jullian.

Asimismo, los líderes de los equipos están dejando sus oficinas tradicionales para trabajar de manera más horizontal, mientras que los espacios de trabajo ahora serán flexibles, es decir, ya no hay puestos de trabajo fijos, sino que se trabaja al estilo de un cowork.

Contenidos relacionados

Total
5
Compartir