Consejos para ahorrar e invertir: Evitar “gastos hormiga” y definir bien tu objetivo

Ahorro e inversión

El costo de la vida sigue subiendo debido a la alta inflación, y la incertidumbre por la situación de la economía mundial y chilena se mantendrá en los próximos meses. ¿Qué se puede hacer para capear la ola, hacer crecer nuestros ahorros y no fracasar en el intento?

Una de las cosas que deberíamos atacar son los “gastos hormiga”, como la compra de tu café del día, la comida por delivery, las aplicaciones de transporte, las suscripciones de delivery y sobre stockearse de comida (para luego terminarla perdiendo).

”Mucha gente asocia ahorrar a esperar un año más para cambiar ese teléfono que no funciona o evitar esas zapatillas caras que tanto te gustan. Y sí, ayudan mucho, pero esos gastos esporádicos son, en la mayoría de los casos, inferiores a los gastos que haces a diario y se acumulan durante todo el año”, explica Adriana García de Clever, una fintech de inversiones que pertenece al grupo BICE.

Lo del café es tremendo. Si un trabajador sale de su oficina a comprarse un café que le cuesta $2.900, en un mes habrá gastado $58.000 (considerando 20 días hábiles). ¡Al año serían $656.000 pagados en puro café!

Con pequeños hábitos podrías ahorrarte algunas lucas. Una idea es comprarse una prensa francesa para moler tu propio café, ya que estarás ahorrando sin necesidad de privarte de tu dosis de cafeína diaria.

También podrías cocinar más en tu propia casa (gastarás un tercio de lo que pagabas en delivery), suscribirte a las plataformas de streaming que realmente utilizas (o compartir la cuenta con alguien mas de tu familia), planificar tus viajes para salir con más tiempo de la casa y mejorar la forma de hacer tus compras de supermercado, privilegiando cantidades más pequeñas.

Tener claro el objetivo de inversión

Muchas veces nuestros objetivos se ven dificultados por los gastos del día a día, las deudas o la situación económica del país. La inflación, el desempleo y la volatilidad de los mercados es algo que está fuera del control de las personas.

Desde la fintech de inversiones SoyFocus dicen que debe existir claridad sobre la meta para la cual estamos ahorrando, porque tiene una importancia emocional que podría influir en la motivación. No es lo mismo juntar plata para un viaje que para la casa propia, por los tiempos que se necesita para lograrlo.

En esa línea, es clave tener claridad del tiempo que disponemos para lograr el objetivo.

“Si una de las metas es viajar en 2022 y la otra es la jubilación en 30 años más, en la segunda puede aspirar a invertir en activos más riesgosos y por lo tanto de mayor rentabilidad, ya que en períodos largos los mercados generan rentabilidad positiva. Uno de los errores más típicos es invertir en alto riesgo para una meta de corto plazo”, sugiere Francisco Errandonea, socio de SoyFocus.

Además, desde la AGF recomiendan diversificar instrumentos para no poner todos los huevos en el mismo canasto, lo que permite disminuir el riesgo y sobrellevar de mejor forma la volatilidad de los mercados.

Errandonea explicó que “las inversiones diversificadas probablemente serán menos afectadas por los movimientos de los mercados. De esta forma, el ahorro estará mucho más protegido y la rentabilidad será menos afectada”.

Finalmente, otra sugerencia son ordenar las finanzas personales. Si los ingresos son mayores que los gastos y te queda algún saldo, puedes ahorrar e invertir ese dinero para lograr rentabilidad. Una forma sencilla de hacerlo es tener cuentas separadas para los “gastos hormiga”, como las apps de streaming o el delivery, cuyos montos suelen ir creciendo de forma silenciosa.

Contenidos relacionados