Expertos proyectan qué pasará con la economía chilena en los próximos meses

En una nueva edición de “Visión de Líderes” de Itaú, el economista jefe de la entidad, Andrés Pérez, y el gerente general de Itaú AGF, Juan Pablo Araujo, analizaron el contexto macroeconómico del país. Esto luego de una semana marcada por las señales que entregó el Banco Central y la próxima publicación del IPC de agosto.

Los expertos centraron su análisis en la relación entre la tasa de política monetaria y la inflación y su impacto sobre la economía y los mercados financieros. También abordaron el efecto del eventual cuarto retiro de las fondos en la actividad económica.

Por su parte, el economista jefe de Itaú señaló que el retiro anticipado del estímulo monetario que aplicó el Banco Central con su subida de 75 pb en la tasa de interés “va en línea con el escenario inflacionario que estima el ente emisor en el horizonte de proyección”.

En ese sentido, dijo que el ajuste al alza en la inflación se debió a “una importante reevaluación de distintos aspectos que afectan la inflación para el resto del año, incluyendo el impacto de mayor dinamismo en el consumo, la disrupción en la cadena de suministro local y global, el mayor costo de combustible y el mayor traspaso a precios por la depreciación natural del peso. Es por ello que estaremos muy atentos al dato de inflación de agosto que se conocerá a mediados de semana”.

Para complementar, el gerente general de Itaú AGF, se refirió al impacto de la subida de la tasa y a los instrumentos de inversión para refugio. Sobre lo primero, dijo que apenas se conoció el dato del Banco Central, las tasas se movieron entre 40 y 60 pb.

Así, explicó que el principal impacto se verá en las tasas de más corto plazo, como las de consumo. En tanto, en las de largo plazo, como las hipotecarias, responden a comportamientos más estructurales.

En cuanto a los instrumentos de refugio, Araujo dijo que “desde la AGF estamos viendo que los fondos se están protegiendo con posiciones largas en inflación y en duraciones más cortas, en torno a 1 o 2 años”.

Cuarto retiro e inflación

Para Juan Pablo Araujo, el panorama es claro. La inyección de mayor liquidez proveniente de los fondos de pensiones puede resultar contraproducente para la economía.

“Si seguimos metiendo la misma cantidad de estímulo a la economía, que se estaba metiendo cuando la actividad estaba deprimida, puede generar una inflación muy alta, alertó”, señaló.

El problema de una inflación muy alta -puntualizó- es que afecta a los sectores más vulnerables. En esa línea, indicó que “con este cuarto retiro, se da la particularidad de que el beneficio vaya a sectores de ingresos más altos, que son los que tienen más ahorros para sacar, mientras que los de bajos ingresos, que ya sacaron todos sus ahorros, se verán impactados con la potencial inflación que puede generar este cuarto retiro”.

Por ello, insistió en que es relevante focalizar las medidas hacia las personas vulnerables.

Clasificación de riesgo a la baja

Al ser consultado por una eventual baja en la clasificación de riesgo, considerando el deterioro de las cuentas fiscales, Andrés Pérez, economista jefe de Itaú, sostuvo que este es un tema que debe analizarse en perspectiva. Esto dado que “actualmente estamos frente a un escenario en el que varias economías han experimentado un downgrade, siendo la región de América Latina una de las más golpeadas”.

En este contexto, el economista subrayó que existe la posibilidad de una nueva baja en la clasificación de riesgo. Por ello, dijo que estabilizar la deuda pública y fomentar el crecimiento de largo plazo son elementos claves.

“En caso de materializarse una nueva baja en la clasificación de riesgo, la principal implicancia tendría que ver con mayores costos de financiamiento para el Fisco, dado que agentes buscan compensar esta visión de mayor riesgo. Una peor clasificación impacta al Fisco, y por ende a las empresas y a los hogares”, sostuvo.

Contenidos relacionados