JetSMART implementa nuevos protocolos de higiene en vuelos

A321XLR de JetSMART
A321XLR de JetSMART

Desde que comenzó la crisis originada por el coronavirus, JetSMART ha mantenido sus operaciones para las rutas domésticas dentro de Chile. El objetivo es garantizar la conectividad aérea a todos aquellos que necesitan viajar dentro del país por diversos motivos.

Actualmente, la compañía opera un 15% de su capacidad doméstica y ofrece 14 rutas dentro del país. Esta experiencia que le ha permitido entender las nuevas necesidades del mercado, así como las mejores prácticas y lineamientos internacionales en materia de bio-seguridad.

De esta forma, la empresa anunció su programa Compromiso SMART, el cual incluye medidas de protección a los pasajeros y empleados en todas las etapas del viaje, antes, durante y después del vuelo.

“Seguimos operando para apoyar a quienes tienen que volar y lo haremos con los mejores estándares sanitarios y de seguridad”, señaló Estuardo Ortiz, CEO de JetSMART.

Entre las nuevas medidas, los pasajeros deberán hacer una declaración jurada de no estar contagiados con coronavirus o que no hayan estado en contacto con otros infectados, y quienes tengan algún síntoma o tengan sospecha de tener la enfermedad, podrán cambiar el pasaje o solicitar una gift card por el monto de su compra. “El rol y responsabilidad del pasajero es clave en este proceso”, dicen desde la aerolínea.

Además, habrá distanciamiento social durante el proceso de check-in en el aeropuerto, uso obligatorio de mascarillas, chequeo de temperatura durante el proceso de embarque, y se evitará todo tipo de contacto físico al verificar los pasajes e identidad de los pasajeros.

Durante el vuelo, se mantiene la presencia de los filtros HEPA que capturan el 99,9% de los virus y bacterias. Esto permite renovar el aire completo de la cabina cada 3 minutos.

La tripulación está utilizando mascarillas, lentes de seguridad y guantes para evitar todo tipo de contacto. Además, se implementará un menú electrónico que se podrá utilizar en el smartphone de cada pasajero, para eliminar el menú físico de venta a bordo; y se mantienen las charlas a bordo en alianza con la Cruz Roja.

Por último, se decidió aumentar el tiempo entre vuelos de cada avión, para realizar una completa sanitización de las aeronaves. Se realiza una esterilización que elimina el 99,9% de virus y bacterias de superficies, lo que se suma a una rigurosa limpieza y desinfección por las noches de acuerdo a los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Contenidos relacionados
Total
0
Compartir