American Airlines y Gol anuncian acuerdo de código compartido y de fidelización

American Airlines

American Airlines y Gol anunciaron un acuerdo de código compartido y para sus programas de viajero frecuente, a meses de que conociéramos la llegada de Delta a parte de la propiedad de LATAM y la salida de la chilena de la alianza oneworld.

El acuerdo de código compartido entre la norteamericana y la brasileña permitirá entregar más opciones a los pasajeros en Suramérica. Entre ellos, servicio a nuevos destinos en el continente que no son atendidos en la actualidad por AA como Asunción (Paraguay) y algunas ciudades de Brasil.

El acuerdo de código compartido de GOL establecido en rutas de American en Estados Unidos, junto a la acumulación y canje en los programas de viajero frecuente de ambas aerolíneas. Esto significaría que los pasajeros podrán sumar millas en los programas Smiles y AAdvantage al volar en cualquiera de las dos compañías, así como poder aprovechar

AA también anunció más vuelos desde Miami hacia destinos sudamericanos. Entre ellos, un vuelo adicional hacia Río de Janeiro en los meses de mayor tráfico en aviones Boeing 787-8 que sería de los primeros en volar desde Miami. Junto a esto, se suman 12 frecuencias domésticas diarias más durante todo el año desde Miami a destinos en Estados Unidos, como Nashville (BNA), Boston (BOS), Houston (IAH), Orlando (MCO), Raleigh-Durham (RDU) y Tampa (TPA).

“GOL y American ahora ofrecerán los vuelos más convenientes entre Sudamérica y los Estados Unidos”, dijo Eduardo Bernardes, vicepresidente de Comercio y Marketing de GOL.

“Hemos fortalecido nuestra presencia en aeropuertos principales para servir mejor a nuestros clientes. La sociedad de código compartido pronto aumentará a más de 30 destinos en los Estados Unidos”, expresó el ejecutivo.

“Tenemos una larga y rica historia en Sudamérica, y esta nueva relación con GOL realza aún más nuestra presencia en la región”, señaló Vasu Raja, vicepresidente sénior de Estrategia de Red de American Airlines.

El acuerdo está sujeto a la aprobación por parte de las autoridades regulatorias en Estados Unidos y Brasil.

Contenidos relacionados