American Airlines ayuda a niños con autismo con experiencia de vuelo simulada

American Airlines
American Airlines

Para muchos viajeros, la experiencia en el aeropuerto es una parte rutinaria de la vida. El check-in, pasar por seguridad, las salas de embarque y las mangas al avión son como un segundo hogar. Los clientes se ajustan los cinturones de seguridad, el avión sale de la puerta de embarque y con un empujoncito a los aceleradores, los motores comienzan a rugir. El avión se desliza por la rampa y entra en la pista de rodaje activa en preparación para el despegue.

Con cada una de esas experiencias registramos datos sensoriales que damos por sentado: imágenes y sonidos de muchedumbre, anuncios por intercomunicador, luces, pantallas, demostraciones de seguridad y más. Pero para un niño con autismo, y para la familia de ese niño, cualquiera de estas cosas puede crear al instante miedo, ansiedad o incomodidad y convertirse en un desafío que en el momento se siente insuperable.

Durante los últimos cinco años, los miembros del equipo de American Airlines en todo Estados Unidos se han asociado con organizaciones locales y colegas de aeropuertos para hacer que el proceso sea menos un misterio, ayudando a estos niños y sus familias a saber qué esperar de su experiencia de viaje en avión y brindando una mayor inclusión, conciencia y entendimiento a aquellos que se encuentran dentro del espectro autista. Y tienen un mensaje unificado: Es genial volar American (It’s Cool to Fly American o ICTFA por sus siglas en inglés).

ICTFA es esencialmente una experiencia de viaje simulada. Los niños y sus familias preocupados por el ajetreo y el bullicio de los viajes en avión ahora pueden experimentar casi todos los aspectos del viaje sin tener que despegar.

It’s Cool to Fly American
It’s Cool to Fly American

Se estacionan, se registran, esperan en la sala de embarque, suben a bordo, se mantienen a bordo mientras el avión se desliza por la rampa, regresan a la sala de embarque y recogen su equipaje. La experiencia dura aproximadamente 3 horas y media. Desde su inicio en 2014, ICTFA ha servido a más de 5.000 participantes y 1.500 familias.

“Para muchos, viajar se trata de un tiempo familiar de calidad, ver nuevos lugares y conectarse con seres queridos”, dijo Bruce Sickler, un representante de Reservaciones en Dallas-Fort Worth que fundó ICTFA.

“En American, somos conscientes de que las familias que viajan con niños en el espectro del autismo tienen preocupaciones que hacen el proceso estresante para todos los involucrados. Este programa ha ayudado a hacer una diferencia al convertir la preocupación en entusiasmo”, agregó.

Si bien el ICTFA es especialmente significativo en abril, el Mes Nacional de Concientización sobre el Autismo, está disponible todo el año. Y no sería posible sin voluntarios muy dedicados en cada parte de la operación, incluyendo Reservaciones, Servicio al Cliente, Pilotos, Servicio a Bordo, Servicio de Flota, la Administración de Seguridad del Transporte (TSA), y más.

Contenidos relacionados