Así detectan las turbulencias los pilotos antes que los pasajeros

Turbulencia en los aviones

Las turbulencias en un vuelo siempre son las compañeras que más inquietan y molestan a los viajeros. La tripulación siempre avanza estos episodios, generalmente a través de un mensaje del piloto, para que todo el mundo en el avión se tranquilice.

Las turbulencias son episodios comunes durante un vuelo. Sacudidas que resultan más o menos molestas y (casi) nunca peligrosas, pero que generan mucha inquietud entre pasajeros.

La previsión del tiempo puede hacer que una persona espere turbulencias en su vuelo, aunque no es una condición que suponga necesariamente la aparición de éstas. La más común es, como señalan desde Gizmodo, la CAT (Clear Air Turbulence), producida por encima de los 9.000 metros en la atmósfera libre de fricción y no asociada a nubes cúmulos y cumulonimbos.

¿Cómo las detectan los pilotos antes que los pasajeros? El piloto Joe Shelton explica las tres formas que tiene en Quora:

La primera es por nubes cúmulos, altas y verticales o que estén creciendo. Cuanto más altas, más rápido crecen, y esto provocará que la turbulencia sea mayor. La peor que podría darse es la provocada por una tormenta eléctrica.

Por otro lado están las provocadas en días calurosos, donde vienen causadas cuando el aire caliente aumenta y el aire frío desciende.

El viento es el último elemento de esta lista en el que los pilotos se fijan a la hora de esperar turbulencias, sobre todo si estas ráfagas fuertes de viento aparecen en un vuelo que pasa por zonas de importantes macizos montañosos.

Contenidos relacionados

Total
1
Compartir