Ana Botín, presidenta de Banco Santander, destacó la fortaleza de Latinoamérica para afrontar la crisis económica

Ana Botín, presidenta de Banco Santander, destacó la fortaleza para afrontar la crisis que presenta Latinoamérica, donde la entidad comenzó su expansión internacional hace 75 años. Es en esta región que la entidad ha invertido más de 35.000 millones de euros, sobre todo desde los años 90, y obtiene allí cerca de la mitad de sus resultados.

“Elegimos Latinoamérica para iniciar nuestra expansión internacional. Entonces creímos en sus fortalezas y en su capacidad de crecimiento, como lo seguimos haciendo hoy”, dijo este miércoles Ana Botín para resaltar la gran oportunidad de negocio que representa la región, en un encuentro con periodistas de algunos medios latinoamericanos que fueron invitados a Madrid.

Botín recordó los vaivenes macro que sacudieron la región en las últimas décadas para explicar por qué no le asusta la volatilidad actual. “Latinoamérica está mejor preparada de lo que se piensa. Existe un margen macroeconómico para hacer frente a lo que viene, los sistemas bancarios están mucho mejor capitalizados y están mucho mejor regulados y vigilados”.

A modo de ejemplo, añadió: “Según el FMI, el crecimiento de Brasil y México están por encima del esperado en Estados Unidos, y la inflación esperada para final del año próximo en ambos países (por debajo del 5%) es menor que la de Alemania”. Esa buena evolución de la inflación está respaldada por la respuesta temprana de bancos centrales latinoamericanos.

Ana Botín, presidenta de Banco Santander
Ana Botín es la presidenta de Banco Santander a nivel global

La presidenta de Santander valoró las mejoras de inclusión financiera de la región gracias a la digitalización: tanto las tarjetas de débito (1.800 millones tras duplicarse en algo más de una década) como “los métodos más innovadores, como los QR o los pagos en tiempo real, están ‘volando’ en la región”, donde un 70% de la población cuenta con móvil conectado a internet.

“La posibilidad de hacer pagos digitales revoluciona el comercio minorista, una actividad que emplea a un inmenso porcentaje de latinoamericanos”, concluye.

La entidad en Latinoamérica da servicio a casi 90 millones de clientes (de los 159 millones que tiene el grupo en el mundo), principalmente en Brasil, México, Chile, Argentina y Uruguay. Además, en la región trabajan algo más de la mitad de los 200.000 empleados del grupo.

Contenidos relacionados

Total
1
Compartir