Seguro automotriz: ¿Qué hacer ante un siniestro?

Si tienes un seguro automotriz contratado para tu vehículo y sufres un siniestro -como un accidente o robo-, deberás tener en cuenta algunos trámites y requisitos para acceder a las prestaciones de tu póliza.

Aunque las formas y plazos de algunos trámites pueden variar entre las distintas aseguradoras, se tienen que seguir una serie de pasos para poder acceder a las coberturas de tu póliza. Será necesario reunir algunos antecedentes y documentos para poder hacer efectivo tu seguro automotriz y contar con todas sus prestaciones y asistencias.

Los seguros de auto cubren los daños del vehículo asegurado y cuentan con una serie de coberturas por responsabilidad civil y robo. De esta manera, este tipo de póliza te puede ayudar ante compromisos económicos importantes producidos por un accidente.

Además, a diferencia del Seguro Obligatorio para Accidentes Personales (SOAP), el seguro automotriz es de contratación voluntaria. Este se puede contratar de manera online en la página de la aseguradora que prefieras.

¿Cómo hacer uso de las coberturas del seguro automotriz?

Lo primero que se debe hacer tras haber sufrido un accidente de tránsito, es ver si el vehículo quedó inmovilizado y contactar a la aseguradora.

Óscar Encina, subgerente de Ecommerce de HDI Seguros, explica que “deben llamar a nuestro call center de atención al cliente y solicitar una grúa para trasladar el vehículo. El plazo para hacer el denuncio en la compañía es de 10 días en nuestro sitio, para lo cual se debe tener a mano la cédula de identidad y licencia del conductor”.

En conjunto con esta serie de documentos, se debe sumar la constancia de Carabineros para dar cuenta de los hechos. Es importante anotar la patente y datos del dueño de los demás vehículos involucrados, en caso de que existan más participantes en el siniestro.

“Luego de ello, en un plazo máximo de 24 horas se le asignará un liquidador y un taller, al cual debe agendar el cliente el ingreso. Es importante dejar en la guantera la copia de tu cédula de identidad, padrón del vehículo y licencia de conducir al día”, agregó Encina.

Tras haber presentado esa documentación, la compañía de seguros asignará a un liquidador que se encargará de llevar tu caso.

¿Qué hacer en caso de robo de mi vehículo?

En caso de sufrir el robo de tu auto, el trámite es similar al que debes realizar para activar la póliza en caso de un accidente de tránsito.

Acude inmediatamente a Carabineros de Chile y denuncia el robo de tu vehículo para que se active la búsqueda. Luego, debes notificar a tu compañía de seguros, trámite que podrás realizar a través de internet o por teléfono, dependiendo de cada empresa. Deberás tener a mano tu cédula de identidad, licencia de conducir, número de póliza y del parte policial.

Posteriormente, tu aseguradora te asignará un liquidador. Dependiendo si el vehículo es encontrado o no, los siguientes pasos pueden variar:

  • Si tu vehículo no es encontrado luego de una cierta cantidad de días -establecida en tu póliza- se procesará como pérdida total. El liquidador te informará sobre el proceso de liquidación y los plazos. Si el vehículo está con prenda, al declararse la pérdida total la indemnización se pagará directamente al acreedor prendario.
  • Si el vehículo aparece antes de una determinada cantidad de días (definida en las condiciones), pero tiene daños, el liquidador te avisará por e-mail los pasos a seguir para la reparación. Tendrás que agendar el ingreso de tu auto al taller asignado. Al momento de entregar el vehículo, tendrás que dejar en la guantera una copia de la cédula de identidad del conductor, padrón y licencia de conducir, además de notificar a la aseguradora. El liquidador te avisará sobre el proceso de reparación o si el automóvil termina siendo declarado como pérdida total. Antes de retirar el vehículo, debes revisar la reparación (que tiene un periodo de garantía), pagar el deducible y firmar la conformidad en el taller.