¿Quién pagó los retiros del 10%: Las AFP o el Banco Central?

FAQ sobre el tercer retiro de fondos de pensiones de las AFP

El miércoles el diputado Guillermo Ramirez (UDI) sembró la duda respecto de la forma en que se pagaron los tres retiros de los fondos de pensiones.

Durante una conversación con el programa Contigo en la Mañana de Chilevisión, el parlamentario aseguró: “¿Tú sabes quiénes pagaron el primer, segundo y tercer retiro de las AFP? No fueron las AFP, el que pagó eso fue el Banco Central”.

Fue al final de la misma jornada cuando el Banco Central salió a explicar cuál fue su rol en los retiros de los fondos de pensiones. Haremos el intento de explicar con peras 🍐 y manzanas 🍎 qué fue lo que pasó con este tema.

¿Qué llevó al Banco Central a tomar medidas ante los retiros del 10%?

  • El Banco Central tomó un conjunto de medidas para enfrentar la volatilidad financiera desde noviembre de 2019 (después que comenzara el estallido social, lo que por supuesto se mantuvo durante la pandemia)..
  • El objetivo de las iniciativas fueron resguardar la estabilidad del peso chileno y del sistema de pagos, buscando minimizar el impacto sobre los mercados y en las condiciones financieras de las personas.
  • El instituto emisor, viendo que entraban sucesivamente en vigencia las leyes que permitían el retiro de los fondos de pensiones, y que eso implicaría una venta de las inversiones que mantenían las AFP, consideró que la liquidación de dichos activos debía hacerse de manera ordenada pensando en la estabilidad financiera.
  • La idea era evitar la excesiva volatilidad de los mercados financieros y mitigar posibles disrupciones. Entre ellas, el valor de las inversiones de los propios afiliados a las AFP. Porque si todo salía a la venta al mismo tiempo, habría existido mucha oferta por acciones y bonos, pero no tanta demanda, lo cual habría impactado a los mercados.

¿Qué hizo el Banco Central?

  • Se implementó un programa especial de operaciones de compra al contado realizada de manera conjunta y simultánea con una venta a plazo (a 1 o 3 meses) en el mercado abierto de bonos emitidos por empresas bancarias.

    Digamos que el bono es como un “papelito” que es emitido por una empresa o gobierno que necesita dinero prestado. Luego este deudor va pagando los intereses y el capital (monto originalmente prestado) en un plazo determinado. Estos bonos muchas veces se transan en el mercado financiero, es decir, el acreedor (el que prestó la plata) puede ir variando.
  • Entonces, el Banco Central compró estos “papelitos” (bonos) y luego los vendió a la misma contraparte, bajo los mismos montos pero con nuevos plazos. Por eso que el organismo dice que no hubo un crédito ni tampoco hubo un impacto patrimonial respecto de sus lucas. Tampoco las AFP ganaron plata en esta pasada.
  • De esta forma, las AFP pudieron liquidar con “más calma” los activos que tenían en un plazo de meses y no de días, evitando una caída importante en el valor de los ahorros. Y los afiliados pudieron disponer de sus dineros en sus cuentas en pocos días (todos felices 🤓).

    Pongamos un ejemplo: Imagínate que quieres vender tu auto en dos días. Probablemente debas bajarle el precio para encontrar interesados en comprarlo rápidamente. Por lo general, alguien que vende apurado muchas veces termina vendiendo más barato, y en los mercados financieros vaya que eso se nota, pues los precios pueden bajar y subir en cosa de horas. Como los ahorros están en valores cuotas, también pueden ser volátiles.
  • Ahora con más formalidad: El Banco Central compraba estos instrumentos que son emitidos exclusivamente por los bancos y fueron revendidos -en condiciones acordadas previamente- a la misma contraparte. Si alguna entidad no cumplía con la obligación de recompra, quedaban en el balance del organismo. Las entidades que participan en este programa forman parte del Sistema de Operaciones de Mercado Abierto (SOMA).
  • Algo similar se hizo en Perú cuando se aprobaron los retiros de ahorros previsionales en ese país.
Contenidos relacionados