CEF analizó situación de los medios de pago en Chile y sugiere medidas

El Consejo de Estabilidad Financiera (CEF) analizó los potenciales efectos para el funcionamiento del sistema de pagos que tendrían los procesos que se están tramitando ante las autoridades de libre competencia.

Existe preocupación sobre el impacto que puedan tener las tarifas sobre todo en las personas y comercios.

En una reunión realizada el viernes, el CEF invitó a la Fiscalía Nacional Económica (FNE) a exponer los antecedentes que tuvo en cuenta al realizar su solicitud para el cumplimiento del fallo judicial sobre el plan de autorregulación de Transbank, que el organismo presentó al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) hace unos días.

En la cita la Secretaria Técnica del Comité para la Fijación de Límites a las Tasas de Intercambio -porcentaje que cobran las marcas/emisores por cada compra con tarjeta que se realizan en los comercios- informó los avances para la futura fijación definitiva de los límites máximos. Se espera que sean dados a conocer próximamente.

El contexto actual de la industria de medios de pago en Chile

En los últimos años ha existido un crecimiento importante en el uso de medios de pagos digitales por parte de personas y empresas.

El número de operaciones con tarjetas de débito ha aumentado en más de tres veces en los últimos 5 años, mientras que el crédito ha tenido un crecimiento sostenido. Los cheques por montos bajos están en retirada y crecen fuertemente las transferencias electrónicas de fondos (TEF).

El alza en volúmenes de transacciones y números de comercios que aceptan nuevos medios de pago se ha dado a la par con un mayor número de actores en la industria. Entre ellos están los nuevos proveedores de servicios de pagos (PSP), emisores, iniciadores de pago y pronto se sumarán las cámaras de pago de bajo valor, lo que permitirá aumentar la interoperabilidad, eficiencia y seguridad del sistema.

De hecho, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) ha autorizado o está en proceso de entregar la autorización a 16 nuevos emisores de prepago no bancarios, y a 8 nuevos operadores.

“Hoy existen más de 1,2 millones de RUT afiliados a distintos operadores, un alza sustancial respecto a los 180.000 afiliados en 2018”, asegura el Ministerio de Hacienda en un comunicado, destacando que eso se da gracias al desarrollo en el sistema de pagos y la llegada de nuevos actores, con señales en regulación e institucionalidad, y con un “decidido tránsito hacia el modelo de cuatro partes que hoy opera, con reglas que permiten ampliar la red de pagos a más ciudadanos en condiciones competitivas”.

Se conformará grupo de trabajo ad hoc

Sin embargo, desde el CEF consideran que el desarrollo del ecosistema de pagos debe contribuir al objetivo de preservar la libre competencia, llamando a analizar con cuidado los riesgos que está transición pueden generar y en los incentivos que existen, como nuevas empresas que salieron a hacerle competencia a Transbank y a emisores no bancarios (como las tarjetas de prepago de las cooperativas, cajas de compensación y empresas privadas).

Por lo mismo, con el objetivo de mantener el desarrollo futuro y la resiliencia del sistema de pagos, el CEF anunció que conformará un grupo de trabajo ad hoc que realizará algunas acciones dentro del ámbito de su competencia:

  • Mantener los esfuerzos de supervisión para velar por la solvencia de los distintos actores de la cadena de pagos, con una mirada prospectiva a los impactos de decisiones de tarificación, y verificar que se cumplan las condiciones de interoperabilidad.
  • Aportar ante las autoridades de libre competencia, a través de los canales institucionales que correspondan, los antecedentes respectivos que den cuenta de la importancia de contar con un sistema tarifario que permita compatibilizar elementos como la competencia; la inclusión financiera; la innovación y el desarrollo de mercado; y el funcionamiento de éste en condiciones de seguridad y eficiencia.
  • El Ministerio de Hacienda contribuirá a través de la Secretaría Técnica para proveer las condiciones necesarias para el apropiado desarrollo y consolidación del Comité de Tasas de Intercambio (CTI).
  • Revisar la pertinencia de ajustes normativos dentro del alcance de las atribuciones del Banco Central y de la CMF, y el alcance de la Instrucción de Carácter General dictada recientemente por el TDLC. Lo anterior considera, en particular, aquellas recomendaciones normativas referentes a los servicios que puedan prestar las sociedades de apoyo al giro relacionadas con los pagos a entidades bancarias o no bancarias, y a los Proveedores de Servicios de Procesamiento de Pagos (PSP), incluyendo a los que realizan la denominada “adquirencia transfronteriza”.

Contenidos relacionados

Total
1
Compartir