¿Cómo elegir un monitor auxiliar adecuado?

Huawei Mateview GT

Todo trabajador sueña con la oficina perfecta, equipada con todo tipo artículos para hacer más fácil el día a día. Si antes bastaba con un computador y un mouse, hoy necesitamos de artículos como una tablet, un notebook liviano o un monitor auxiliar.

Precisamente este último producto se ha transformado en un elemento esencial para trabajar. Contar con una pantalla extra puede acercar un poco más a las personas a tener un espacio ideal para concentrarse.

El monitor auxiliar -que habitualmente funciona como una segunda pantalla- se ha convertido en una herramienta esencial, tanto para los gamers como para quienes trabajan con programas exigentes y simultáneamente en varias ventanas y pestañas. Por ejemplo, muchas personas la utilizan para los programas de oficina, como el correo o el calendario, mientras en la vista principal están concentrados con otras aplicaciones, o para mantenerse al tanto de algún partido de fútbol de alguna liga europea un día de semana por la tarde sin dejar de enfocarse en su trabajo.

Antes de adquirir una nueva pantalla, es importante tener en consideración una serie de factores que podrían incidir en tu decisión. ¿Cuáles son las ventajas de contar con un segundo monitor? ¿En qué hay que fijarse a la hora de comprar uno?

La idea es siempre tomar decisiones de compra de manera informada. Por lo mismo, te compartimos esta guía con consejos relacionados al monitor auxiliar.

Un tamaño ideal

Actualmente existe una amplia variedad de monitores en el mercado. Por eso, antes de ponernos a buscar uno debemos tener claro para qué lo queremos. Más allá de las funcionalidades más específicas, una de las claves para escoger un buen dispositivo es fijarnos en su tamaño.

Para decidir las pulgadas de tu pantalla, debes tener en cuenta la distancia a la que quedará de tu vista. La idea es que el tamaño se acomode a nuestro espacio de trabajo o de juego, para que no tengamos que estar arriesgando nuestro cuello en cada movimiento.

Distintos especialistas recomiendan que la distancia entre ojos y pantalla sea de a lo menos entre 50 y 60 centímetros para evitar fatigas visuales. Si estás buscando un monitor más amplio, se recomienda mantener una distancia mayor: entre 60 y 70 centímetros cuando estos aparatos tienen entre 22 y 27 pulgadas.

Entendiendo todo esto, una posible alternativa es el nuevo monitor de HUAWEI: el MateView GT. Este dispositivo es el primero curvo de su tipo y destaca por su pantalla de 27 pulgadas y un diseño arqueado de 1500R para una mayor inmersión.

La velocidad es clave

Aunque suene obvio, pero no lo podemos dejar pasar: el monitor que compremos debe ser veloz. Actualmente existen tres variedades en el mercado:

  • TN: Es la primera y más antigua. Este tipo de panel se encuentra disponible la mayoría de las pantallas, ya que es más económico de fabricar y cuenta con un buen tiempo de respuesta.
  • VA: Nació como una versión mejorada del TN, y permite ofrecer una mejor reproducción de colores y tiempo de respuesta.
  • IPS: Se asocia a una calidad mucho mayor de imagen y alto rendimiento, aunque con un menor contraste en comparación a los VA.

Desde HUAWEI recomiendan a los gamers adquirir uno que tenga pantalla VA, considerando el equilibrio entre su calidad y el precio. Dentro de esta categoría, el HUAWEI MateView GT es una excelente opción. Además de su pantalla curva tipo VA, cuenta con tecnología HDR10, por lo que podrás conseguir una experiencia inigualable.

Otra de las ventajas que tiene es su tasa de actualización de 165Hz de latencia ultrabaja. De esta forma podrás trabajar y conectarte a reuniones, o disfrutar de exigentes juegos como League of Legends o Fortnite, sin preocuparte de la fluidez de las imágenes, las que comenzarán a cobrar vida frente a ti.

Cuidado con tus ojos

Por último, un consejo muy importante. Nunca debemos dejar de lado la salud, por lo que hay que buscar pantallas que ofrezcan protección ocular.

En el caso del HUAWEI MateView GT, cuenta con la tecnología Low Blue Light y Flicker Free, certificada por TÜV Rheinland para mantener tu vista protegida siempre.

Por supuesto, como te habíamos contado, se recomienda mantener una distancia de entre 50 y 60 centímetros entre los ojos y la pantalla, y si el monitor supera las 22 pulgadas, debe ser mayor (de 60 a 70 centímetros).

Conoce el HUAWEI MateView GT

Si quieres conocer más detalles y ventajas de este nuevo monitor curvo, puedes visitar el sitio de HUAWEI: